Tetona increíble que conocí en la disco se va conmigo y me hace un blowjob

Ella bailaba con unos movimientos seductores y tenía un escote que se notaba hasta el otro lado de la discoteca, prácticamente era imposible no prestarle atención, tenía un cuerpo brutal que a cualquier hombre le gustaría tocar y yo no podía quedarme sentado viendo como bailaba y otros la deseaban así que me acerqué con toda la seguridad del mundo y le seguí el paso; ella se acopló tan bien conmigo que terminó yendo a mi departamento para pasarla muy bien, me hizo un buen blowjob que se terminó metiendo mi verga hasta la garganta, estuvo muy rico lo que había hecho, no podía dejar de ver su escote.