Fin de semana y estrenando el departamento que el sugar daddy le pagó con otro hombre

El fin de semana había llegado y el novio de Pamela se había ido de viaje; él era un importante empresario panameño quién le pagaba todo a la chica, la universidad, la renta y varios otros regalitos. Ella era la reina de la discoteca prácticamente, todos la veían y quedaban impresionados con su caminar por los pasillos de la disco, nosotros nos llevabamos tan bien que se sentó en mi mesa y me dijo si quería ir a conocer su nuevo departamento, sin negarme me fui con ella al salir de la disco y sin tanto alcohol en la sangre; llegando al lugar la puse en cuatro y se la metí sin respeto al novio.