El sugar daddy la invitó a la discoteca y saliendo le hizo un blowjob en el auto

La sugar baby me dijo que quería ir a la disco conmigo porque casi no pasabamos tiempo juntos en lugares públicos, ella ya sabía que yo estaba divorciado y en que no tenía problema con que nos vieran en algún lugar así que le dije de ir a la discoteca, que invitara a algunas de sus amigas y prácticamente en todo el lugar la gente volteo a vernos, eramos la única mesa que gastó unos $1000 dólares esa noche y al final terminé con una buena recompensa, ella no se espero a llegar a casa, me dijo que quería hacerlo en el auto y me puse a jugar con sus tetas hasta que se me puso dura y me hizo una buena mamada.